martes, 23 de enero de 2018

Perdonado

Todavía estaba lejos cuando su padre lo vio y se compadeció de él; salió corriendo a su encuentro, lo abrazó y lo besó. - Lucas 15:20 (NVI)
He estado en los zapatos del hijo pródigo. Viví momentos de arrepentimiento y remordimiento y debí regresar al hogar con humildad tras un traspié. Cuando leía esta parábola siempre prestaba más atención al hijo pródigo y me perdía el enfoque maravilloso y que cambia nuestra vida que tiene el pasaje: el amor de Dios. Igual que el padre en el relato, nuestro Padre Celestial siente un profundo amor por cada uno de nosotros. Dios está mirando el camino, atento al horizonte y cuando ve que un corazón se vuelve o a una criatura de vuelta a casa, Dios no espera. Tal como lo hizo el padre del hijo pródigo, Dios corre hacia cada persona quebrantada. Cada una es arropada en amor cuando Dios nos da la bienvenida de regreso al hogar. No hay sermones, retos ni penitencias, solo el amor perfecto e incondicional del Padre.

Cuando reconocemos y aceptamos el amor de Dios, no debemos de vivir apenados, avergonzados o lamentando nuestro pasado. En cambio, podemos compartir el alivio sentido por el hijo pródigo y vivir en el amor de Dios.
ORACIÓN DE HOY
Amado Padre, ayúdanos a saber que somos perdonados y a recibir tu amor. Amén.

Autor
Sr. Stephen Johnson (California, EE.UU.

REGALE UN AÑO DE EL APOSENTO ALTO

Hace 80 años, un grupo de mujeres, con oración y esfuerzo, iniciaron el proceso que llevó a la creación de la Guía de Meditaciones Diarias El Aposento Alto. Ellas identificaron una necesidad, reflexionaron sobre lo que podían hacer, y plantaron la semilla de fe.

El Aposento Alto, que actualmente se publica en 38 idiomas y 77 países, provee refrigerio espiritual a 3 millones de personas alrededor del mundo, que encuentran tiempo para leer y orar cada día, la sede principal se encuentra en Nashville, TN. EEUU.

En este Blog que pertenece a la distribución en el Perú, le ofrecemos sugerencias acerca de cómo usted y su iglesia pueden usar esta guía de meditaciones para su crecimiento espiritual, y para atender a aquellas personas que lo necesitan, como ministerio y con las suscripciones recibidas, donamos una parte de la producción a centros carcelarios, albergues y hospitales del País.

Suscríbase por sólo S/. 30 soles ó US$ 10 dolares al año y le enviaremos a la dirección que indique sin costo adicional (*), así estarás contribuyendo en la donación para los centros carcelarios, albergues y hospitales. Ver suscripción