domingo, 17 de diciembre de 2017

Tercer domingo 
de Adviento

Ana dio gracias a Dios y comenzó a 
hablar del niño a todos los que esperaban 
la redención de Jerusalén. - Lucas 2:38 (NVI)
Ana, la profetisa, es una de mis heroínas cristianas. No pastoreó ovejas ni visitó el pesebre. Sin embargo, Ana forma parte del gran relato de la Navidad al celebrar la presencia del niño salvador 40 días después en Jerusalén. Admiro en ella que se mantuvo atenta al propósito de Dios para su vida. A pesar de su edad, confió en que el Señor le había asignado una tarea. Se mantuvo cerca de Dios mediante el ayuno y la oración. Vivió con esperanza, lista para participar. Tan pronto como vio a Simeón con el niño, se dio cuenta de que aquel bebé era el niño Cristo y lo alabó de inmediato. Se convirtió en un heraldo de las buenas nuevas: ¡Gozo del mundo, el Señor vino a nosotros! Resonó su testimonio en todo el templo.
Me complace que Ana sea parte del gran relato de la Navidad. Su ejemplo de fe atenta me da aliento. Junto a los ángeles y pastores, proclamó que se iba desplegando el plan de Dios. De manera similar, nuestras vidas pueden entretejerse en la continua historia de la salvación de maneras sorprendentes. Solo se nos pide estar alerta y responder al llamado del Señor.
ORACIÓN DE HOY
¡Te alabamos, Dios de la vida! Gracias por incluirnos en la eterna y continua historia de la salvación. Amén. 

Sra. Marion Speicher Brown (Florida, EE.UU.)

REGALE UN AÑO DE EL APOSENTO ALTO

Hace 80 años, un grupo de mujeres, con oración y esfuerzo, iniciaron el proceso que llevó a la creación de la Guía de Meditaciones Diarias El Aposento Alto. Ellas identificaron una necesidad, reflexionaron sobre lo que podían hacer, y plantaron la semilla de fe.

El Aposento Alto, que actualmente se publica en 38 idiomas y 77 países, provee refrigerio espiritual a 3 millones de personas alrededor del mundo, que encuentran tiempo para leer y orar cada día, la sede principal se encuentra en Nashville, TN. EEUU.

En este Blog que pertenece a la distribución en el Perú, le ofrecemos sugerencias acerca de cómo usted y su iglesia pueden usar esta guía de meditaciones para su crecimiento espiritual, y para atender a aquellas personas que lo necesitan, como ministerio y con las suscripciones recibidas, donamos una parte de la producción a centros carcelarios, albergues y hospitales del País.

Suscríbase por sólo S/. 30 soles ó US$ 10 dolares al año y le enviaremos a la dirección que indique sin costo adicional (*), así estarás contribuyendo en la donación para los centros carcelarios, albergues y hospitales. Ver suscripción